Fotos 1927

Foto1

El señor Aguirreche ha creado este cartel correspondiente a la quinta edición

Foto2

El bilbaíno Joaquín Palacios exhibe su flamante Maserati, un racer de bellas líneas y de marcha rapidísima. Preocupado por su puesta a punto, ha decido prolongar de forma privada y a pista abierta sus particulares ensayos

Foto3

Azul, de todas las tonalidades, pero azul. Pálidos o intensos, siempre azul. Bugatti, B.N.C., Amilcar y Salmson, todos creados en la vecina república

Foto4

Roto el silencio, los chauffeurs se precipitan a los corceles de acero. El temple de Rost y la puesta a punto del Georges Irat hacen que el número doce salga de estampida

Foto5

Carrera magníficamente planteada por Rost y Lehoux presionando a Boillot hasta su retirada. Sin embargo, una estúpida avería en el tapón del depósito de aceite les hace perder veintitrés minutos, poniendo en peligro su clasificación

Foto6

Benoist, Bourlier, Senechal, Materazzi, Morel, Dubonnet, Conelli y Palacios, más estrellas que en el firmamento, escuchan sin pestañear las indicaciones de Federico Zappino, que en unos minutos oficiará de starter

Foto7

Considerado como un escudero de lujo, Conelli ha sabido mantenerse en todo momento en los primeros puestos. Consumadas las bajas de Materazzi y Dubonnet, este bravo italiano culmina el Gran Premio como único estandarte de la escudería Bugatti

Foto8

El constructor Louis Delage anuncia su definitiva retirada de la competición con una victoria de su principal figura, Louis Benoist. La marca lleva veintiún años en competición y toma el ejemplo de otras muchas marcas