Fotos 1934

Foto1

Más tarde que nunca se publican los carteles del X Circuito de Lasarte. La experiencia de la Comisión Deportiva es tan extensa que en poquísimos días se vieron colgados estos affiches creados por Máximo Viejo en los locales de todos los círculos automovilistas europeos presidiendo las tertulias motoristas

Foto2

Productos de la inspiración de Neubauer, los Mercedes Benz cuentan con un perfilado correcto, sin llegar a la estilización de los italianos. El empuje lo componen dos motores de cuatro cilindros acoplados en línea, con dos carburadores y compresor Roots. Las barras de torsión le dan mayor adherencia y la independencia del rodaje les permite un mando mucho más fácil

Foto3

Ferdinan Porsche escucha con atención las observaciones de von Stuck transcurrida la primera sesión de entrenamientos. En principio el bólido responde con tal precisión que rebaja nueve segundos el récord ostentado por su colega Nuvolari mediando los 155,8 km/h

Foto4

Por primera vez en Lasarte los bólidos se alinean con el motor parado frente a la caseta de cronometradores. A la señal del starter arrancarán los motores en la carrera más esperada de la temporada por la representación oficial de las cinco casas europeas en disputa por el liderazgo constructor

Foto5

Uno, dos, tres, así hasta catorce pilotos prenden la mecha de los proyectiles mecánicos. Nivola tiene problemas..., solucionado. Para entonces, von Stuck se escapa a golpe de acelerador. Wimille y Soffietti forman un tapón a los más presurosos. Caracciola por la izquierda encuentra un gran pasillo e inicia la persecución. Chiron, por la derecha, dribla a los contrarios hasta abrirse camino. ¡Qué grandísima escena!

Foto6

Seis veces se ha batido el récord, dos por Caracciola (4ª y 8ª vueltas) y cuatro por von Stuck. Inicia la carrera en el Auto Union nº-6 rebajando los tiempos en las tres primeras vueltas. Producido el abandono por una avería, apea del bólido nº-22 a un flojo Leinigen con la intención de mejorar el puesto

Foto7

Los Alfa Romeo van derrotados. Hasta cierto punto consecuencia lógica de la fatiga acumulada en una temporada de brillantes victorias. Chiron comprende la imposibilidad de renovar laureles y cede el auto al suplente Gianfranco Comotti. Además, con el fin de mejorar la clasificación del otro bólido de la escudería, sustituye a un agotado Varzi

Foto8

Se cumple una vez más una ley básica en el deporte: que gane el mejor..., siempre el mejor. Lo demuestra la perfección germana de los Mercedes Benz por encima de sus oponentes. Y dentro del equipo, Fagioli, quien llegó a San Sebastián perdido en los pronósticos, logra alejar de sí toda atención